¿Quién soy?

Soy el valle, que conecta a la cordillera con el mar.
Soy las especies que nutro y que crecen desde mi.
Soy la hoja, el tronco y el bosque.
Soy la güiña que depende de la existencia de todo lo anterior.

Reñihué

Soy un valle remoto y aislado de la Región de Los Lagos, hogar de una enorme diversidad de plantas, animales y hongos. Me encuentro rodeado del Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins.

Tengo una completa continuidad entre la cordillera de los Andes y el océano Pacífico, constituyendo un extraordinario corredor biológico para mis habitantes nativos.

No sólo soy un corredor terrestre, sino también uno marino, ya que en el fiordo, que también lleva mi nombre, albergo delfines, orcas, los corales fríos más australes del planeta y una diversidad enorme de aves.

¿Quieres conocerme más de cerca?
+

Historia

Me llaman Reñihué y mi historia se remonta a miles de años atrás, cuando todo se encontraba cubierto de una enorme y profunda masa de hielo. En aquel entonces, yo no estaba rodeado de fiordos infinitos, ni cubierto de exuberantes bosques, sino que todo era blanco y frío…

 

14000

14000

En algún momento el gélido viento se detuvo y la Patagonia comenzó lentamente, pero sin pausa, a descongelarse. Sentí cuando los enormes campos de hielo se retiraron esculpiendo cuencas que se llenaron de agua.

12000

12000

Desde ese momento, viví una orquesta de cambios, desde retrocesos de glaciares, hasta el nacimiento de ríos y lagos. Milenio tras milenio, experimenté la llegada de microorganismos, líquenes, musgos, insectos, aves y un sin fin de nuevos habitantes.

10000

10000

Fui testigo del asentamiento de los primeros herbívoros, que a su vez atrajeron a las primeras familias de güiñas y pumas. Al cabo de un tiempo, me sorprendió verme cubierto de un complejo bosque lleno de vida.

6000

6000

En los años siguientes, cobijé a distintas comunidades, incluyendo algunos humanos, dentro de los que más pude conocer estaban los chonos, que llegaban en dalcas (o canoas) a mis orillas. Sin embargo, cuando el cielo comenzó a llenarse de humo, por los extensos incendios del norte, los vi cada vez menos, hasta que nunca más volvieron a mis costas o a ninguna otra.

1850

1850

Hasta hace muy poco, no había vuelto a ver a ningún otro grupo de humanos. Primero fueron unos exploradores, luego unos campesinos que comenzaron a llamarme fundo y así aparecieron las vacas y algunas praderas.

1992

1992

Recibí a una nueva familia, los Tompkins, a quienes les preocupaba mi bienestar y comenzaron a llamarme Pumalín.
Fuente: Tompkins Conservation

2018

2018

Llegó un nuevo habitante, Charlie Clark, quien está comprometido con mi protección y el bienestar de mis habitantes a largo plazo.

2021

2021

Hoy existe una organización que se preocupa de conocerme y conservar a mis habitantes, la Fundación Reñihué Nature Conservancy.
5
8
both
asc
true
true
true
https://renihue.com/
https://renihue.com/wp-content/plugins/quick-timeline