Árboles muertos para la conservación del bosque templado

Tanto los árboles muertos en pie, como los troncos caídos son un componente estructural fundamental para muchas especies, en especial dentro de los bosques antigüos del sur del país.

Varios estudios indican que las aves dependen de estos elementos estructurales, en particular las que ocupan cavidades. Los árboles muertos en pie, al tener una madera más blanda y en descomposición, les permiten construir su refugio y obtener alimentos más fácilmente.

Por ejemplo, el carpintero gigante (Campephilus magellanicus), cada primavera busca un árbol muerto en pie para construir una cavidad para sus nidos. Esta cavidad, al año siguiente, quedará disponible para que otras especies de aves: como el chercán (Troglodytes musculus) o el concón (Strix rufipes), puedan albergar a sus polluelos.

Además, los árboles muertos en pie pueden proporcionar perchas para la caza o espacio para el comportamiento inactivo (incluyendo el descanso, el acicalamiento y el asoleamiento), actividades esenciales para aves y mamíferos.

Por otro lado, los troncos caídos son verdaderos puentes naturales dentro del bosque. En Reñihué hemos documentado por más de dos años como la güiña (Leopardus guigna), un pequeño felino nativo, usa estos puentes naturales para cruzar ríos, conectando así sus poblaciones.

Por supuesto que no somos los primeros en darnos cuenta de esto, de hecho la palabra cuicui, en mapudungun, significa: “puente formado de un árbol caído que permite unir ambos lados de un río”. En los bosques antigüos de Reñihué los cuicui son transitados por muchísimas especies ¿Cuántas puedes reconocer en el vídeo?

A pesar de su importancia, en muchas regiones del mundo, la explotación humana de los bosques antiguos ha alterado profundamente la estructura de los bosques, afectando a las poblaciones de muchas especies que dependen de estos elementos.

Si bien la tala selectiva y la simplificación del bosque es un método aceptado en la mayoría de las prácticas forestales e incluso es promovido por CONAF. Como Fundación recomendamos limitar estas prácticas, ya que si se generalizan, probablemente conducirán a una fuerte disminución de la riqueza y abundancia de especies de aves, junto con reducir la conectividad dentro del bosque.

Te invitamos a conocer y apreciar estos maravillosos árboles y su relación con las especies, ya que son fundamentales para la conservación de los bosques templados chilenos.

Autora: Belén Gallardo, coordinadora de comunicaciones Fundación Reñihué
Fotografías: Eduardo Minte, director ejecutivo Fundación Reñihué

Quieres conocer más sobre Reñihué

 


Have you already read Charlie Clark's interview in the Magazine on Sunday?

This American decided to transform his life, so he changed the business world for nature conservation. From this metamorphosis, the reñihué foundation was born in 2020, an initiative dedicated to studying and caring for the biodiversity of an immense territory located next to the Pumalín National Park. This is how it works to preserve Patagonian nature.

SEE NEWS IN SPANISH

CALENDARIO: ¿Quieres apoyar nuestra misión?

¡Primer calendario en Chile con realidad aumentada!

Para que puedas apoyar y conocer nuestro trabajo de conservación, desarrollamos el calendario Reñihué 2022.

COMPRAR CALENDARIO

CALENDAR: ¿Would you like to support our mission?

¡Chile’s very first augmented reality calendar!
For you to support and learn about our conservation efforts, we created the 2022 Reñihué calendar.

BUY CALEDAR

Charlie Clark en Revista El Domingo

Este estadounidense decidió transformar su vida, así que cambió el mundo de los negocios por la conservación de la naturaleza. De esta metamorfosis nació, en 2020, la fundación reñihué, una iniciativa dedicada a estudiar y cuidar la biodiversidad de un inmenso territorio ubicado junto al parque nacional pumalín. Así es como trabaja por preservar la naturaleza patagónica.

VER ENTREVISTA

Researching and conserving endangered felines: The Reñihué Foundation’s mission in Los Lagos Region (article in Spanish).

Have you read about our work on the Ladera Sur platform?

Researching and conserving endangered felines: The Reñihué Foundation’s mission in Los Lagos Region (article in Spanish).

En Reñihué, en la Región de los Lagos, cohabitan distintas especies, cada una con sus patrones de actividad característicos. Así lo pudieron documentar nuestros colaboradores Eduardo Minte y Thomas Kramer, quienes nos comparten algunos de sus descubrimientos hechos por monitoreos a través de cámaras trampa en este lugar. De esta forma, además, pudieron evidenciar la importancia del valle de Reñihué en la conservación de la fauna silvestre que habita en la zona. Aquí nos comparten algunos de sus registros y descubrimientos.

El puma (Puma concolor) es el felino más grande de Chile y tiene una amplia distribución, la cual se extiende desde el Yukon en Canadá, hasta el estrecho de Magallanes en Chile.

La güiña (Leopardus guigna) es el felino más pequeño de América y su distribución es la más restringida en el mundo, tan sólo entre los 70º y 75º O y 30º a 50º S, en el centro sur de Chile y en una delgada franja a los pies de los Andes en Argentina.

El pudú (Pudu puda) es el segundo cérvido más pequeño del mundo (el más pequeño es el Pudu mephistopheles) y es endémico de los bosques húmedos de Chile y Argentina, existiendo poblaciones aisladas desde Curicó hasta el Bio-Bio y luego distribuyéndose de forma continua desde la Araucanía hasta Aysén.

El huillín (Lontra provocax) es uno de los cuatro mustélidos que habitan en Chile. Hace 150 años se distribuía entre los 34º y los 50º S, específicamente desde los ríos Cauquenes y Cachapoal hasta los canales australes de Magallanes. Hoy en día su distribución en agua dulce se restringe a un par de lugares entre Cautín (39ºS) y Futaleufú (43º S), siendo probablemente la especie de nutria con la distribución más restringida en el mundo y encontrándose catalogada como en peligro de extinción.

Puma, güiña, pudú y huillín
Existe un lugar dónde todas estas especies cohabitan y es en esta zona dónde decidimos poner nuestras cámaras. El lugar se llama Reñihué. No Reñihue, ni tampoco Riñihue, si no que Reñihué, con tilde en la e, Provincia de Palena, comuna de Chaitén, al final del fiordo homónimo, en la Región de Los Lagos.

A partir de febrero del año pasado hemos estado monitoreando una superficie de aproximadamente 700 hectáreas. El monitoreo lo hemos hecho principalmente a través de cámaras trampa y recorridos a pie.

Descubrimos todas las especies arriba mencionadas, y digo descubrimos ya que es muy complicado observarlas, principalmente a través de cámaras trampa. Todas estaban descritas para la zona, no fue ningún gran descubrimiento científico, pero verlas por primera vez fue emocionante.

Al transcurrir los meses fuimos observando que varias especies utilizaban los mismos corredores y cómo algunas trataban de evitar a otras. Es así como fuimos determinando los patrones de actividad de algunas de ellas, por ejemplo los del puma y el pudú. El felino depreda sobre el ciervo, por lo que se esperaría que el pudú presentara alguna estrategia para evitar al puma.

Patrones de actividad para pudú y puma
Al analizar los horarios de actividad, se puede apreciar que el puma exhibe una actividad marcadamente diurna, hecho que contrasta con los patrones registrados en otros tipos de hábitat. El pudú, por su parte, presenta un patrón claramente opuesto al del puma, lo que podría representar una interesante estrategia para reducir su depredación.

Es por esto que la siguiente imagen sería muy difícil de obtener.

©Eduardo Minte y Thomas Kramer©Eduardo Minte
Esta imagen es una composición de dos fotografías tomadas con dos días de diferencia. La del pudú se tomó el 11 de junio a las 06:10 hrs y la del puma se tomó el 13 de junio a las 21:21 hrs. A través de Photoshop se logró ilustrar como ambas especies transitan por un mismo lugar.

©Eduardo Minte
En esta imagen observamos diversas especies usando el mismo camino.

Durante los tres primeros meses de monitoreo completamos un esfuerzo de muestreo de 3.153 trampas-noche, lo que ha resultado en el registro de 79.883 fotografías, de las cuales 2.130 corresponden a cinco especies de meso y macro mamíferos de alto interés para la ciencia y la conservación: la güiña, el pudú, el puma, el visón y el quique. Estas imágenes se dividen en 503 capturas independientes (separadas entre sí por al menos 30 minutos en cada cámara) las cuales se detallan para cada especie en el siguiente gráfico.

Número de capturas independientes
Si comparamos nuestros éxitos de captura con aquellos provenientes de otros estudios con cámaras trampa en centros de investigación cercanos, podemos evidenciar la importancia del Valle de Reñihué en la conservación de los mamíferos locales.

Comparación de éxitos de captura con reservas cercanas
Reñihué se destaca entre otras zonas aledañas por poseer un ensamble de meso y macro mamíferos más diverso, con 4 especies que muestran frecuencias de captura muy prometedoras para el diseño de un monitoreo a largo plazo. Las otras reservas reportan mayor cantidad de detecciones de huillín y quique, pero no poseen más de una o dos especies con índices de captura suficientemente altos como para ser monitoreadas de forma confiable.

¿Qué hace que Reñihué sea tan especial?

Para responder esta pregunta, seguiremos estudiando y fotografiando este lugar, compartiendo con ustedes las mejores historias e imágenes de nuestra fauna nativa.