El diverso bosque siempreverde de Reñihué es refugio de un mosaico de especies únicas. Dentro del entramado de verdes habita la misteriosa güiña, nativa de los bosques del sur de Chile, junto al pudú, uno de los ciervos más pequeños del mundo.

En los rincones más antiguos de este bosque, hogar de grandes árboles, sobrevuela el concón, búho de grandes ojos cafés, que con su chillido interrumpe el silencio nocturno, evocando la selva tropical. También encontramos llamativos insectos como el ciervo volante, que excava la madera de troncos centenarios con sus largas mandíbulas, para depositar sus huevos.

Cerca de los cursos de agua o en el bosque sumergido podemos encontrar al huillín, una de las especies de nutrias que habitan en Chile y que construye sus madrigueras a la orilla de los ríos.

En Reñihué investigamos a través de la fotografía el refugio de estos habitantes y muchos otros. ¿Cuáles son tus favoritos? Para celebrar, aquí te dejamos un resumen de sus principales características 😉